VENDIÓ LA HERENCIA Y SALIO ESTAFADO

VENDIÓ LA HERENCIA Y SALIO ESTAFADO

Categoría: SUCESIONES

"Repartir una herencia normalmente se convierte en un conflicto psicológico, emocional, patrimonial, y a veces criminal o bélico"

Les dieron el Apellido pero al final los estafaron.

Roberto y Gladys tuvieren dos hijos, William y junior, después se separaron y Gladys se caso con Raúl, y tuvieron a Blanca, Lucia, Diana, María y Hidel Raúl., con el tiempo los dos hijos de Roberto y Gladys se cambiaron el apellido por el de Raúl. Gladys falleció, momento para el cual los esposos habían acumulado un conjunto de bienes, los cuales, unos figuraban en cabeza de ella y otros de él.

 

Raúl y los tres hijos habidos en el matrimonio, prepararon un documento denominado «balance general», para determinar el patrimonio que la causante dejó. Con base en es documento Raúl convenció a William y junior para que les vendieran a el y los hijos de matrimonio la totalidad de los derechos y acciones de herencia.

 

Pero como siempre digo « de esto tan bueno no dan tanto», el famoso Balance general, primero, no estaba firmado por nadie, segundo, los bienes que se incluyeron en el no estaban avaluados por el valor real y tercero no incluían gran cantidad de bienes tanto en el país como en el exterior.

Atributos de la Personalidad

La Personalidad implica una serie de cualidades o atributos que permite distinguir a cada persona de sus semejantes. Dos de estas cualidades son el Estado Civil, y el  Patrimonio.

 

La Existencia (Vivo o Muerto) hace parte del Estado Civil, con la muerte nace La Vocación hereditaria, es decir, el derecho a reclamar herencia según la ley o el testamento. Esta condición de «heredero», es personal e intransmisible, puesto que no es viable dar a otro su lugar en la familia, o su grado de parentesco. 

Venta de Derechos Herenciales

La Sucesión tiene por objeto la distribución de la herencia es decir su Patrimonio entre los herederos que sean Dignos, tengan Capacidad y tengan Dignidad Sucesoral, Sin embargo es frecuente que un heredero ceda a un tercero, la expectativa que posee de ser propietario de los bienes que constituyen el patrimonio heredado.

 

El contrato de cesión de derechos herenciales es un contrato solemne que, como tal, requiere de Escritura Pública; y es aleatorio, pues, por anticipado, no se sabe qué beneficio recibirá el cesionario y además el partidor de la herencia puede adjudicar a un heredero distinto al vendedor el bien al cual se vincularon los derechos cedidos.

 

Quien compra derechos herenciales debe prever gastos como el del abogado y derechos notariales en la sucesión y que si aparecen acreedores en la sucesión de modo que el activo no pueda pagar el pasivo, dicho bien se va a utilizar para pagar las deudas sin que quien compró los derechos herenciales pueda evitarlo. 

 

Quien vende derechos herenciales debe asegurarse cuales son los bienes y las deudas que conforman el patrimonio herencial, porque después de firmar la Escritura de Venta, aunque existe la sanción para el poseedor que oculte dolosamente bienes o gananciales de devolverlos doblados, el vendedor pierde la legitimación para reclamar que esos bienes sean devueltos a la masa herencial, porque según nuestra jurisprudencia, pierde las facultades y prerrogativas legalmente reconocidas sobre el Patrimonio herencial y por lo tanto, es inoficioso que comparezca ante la justicia porque que los citados derechos patrimoniales quedan radicados en cabeza del comprador.

 

Si usted desea vender sus derechos herenciales. En Domino Group S.A.S. lo asesoramos, Contáctenos al Celular 300-570-9430, o visítenos a nuestra pagina web : wwww.dominoprofesinal.com