VICTIMAS DEL AMOR A DIOS Y LA COMPASIÓN A LAS PERSONAS

VICTIMAS DEL AMOR A DIOS Y LA COMPASIÓN A LAS PERSONAS

PASTORES que Durante más de 30 años han liderado junto a su familia, una de las iglesias de mayor crecimiento en Latinoamérica, dejaron literalmente en la calle a un pariente Sanmartinero.

La Religión el Opio del Pueblo

Colombia es un Zoológico de Avivatos de todas las especies, Pasajeros, Taxistas, Empresarios, Grupos económicos, Sindicalistas, Burócratas, Políticos, pero la peor de estas especies es la de los PASTORES que han convertido la religión en uno de los negocios mas pervertidos y lucrativos del mundo, solo comparado con el narcotráfico y los bancos.

Su gran poder electoral, le ofrece una posición privilegiada, casi dominante sobre la clase política del país ansiosa por ser beneficiaria de sus servicios electorales, a tal punto que los amenazan con quitarles el apoyo político, si no les concede sus peticiones económicas y no religiosas.

Muchas de las Sectas lideradas por esta especie, han estado comprometidas en diversos escándalos a nivel nacional, acusados de pirámides financieras, abuso sexual de las fieles, poseedores ilegales de inmuebles de extinción de dominio durante la administración de la DNE, y de convertir en bolsa de empleo a su servicio el instituto Distrital de Protección animal de la Ciudad de Bogotá.

Desafortunadamente nuestro amigo Aurelio, san martinero de pura sepa, ya entrado en años, empresario fundador de una de las empresas de fumigación del Ariari mas reconocidas, no se en que momento de su vida y seguramente bajo los efectos de lo que Karl Marx, prominente intelectual y filósofo alemán del siglo XIX , denomino «el opio del pueblo», se convirtió en la victima billonésima de esta especie,. Cuando a través de un venta simulada le arrebataron una fabrica de Aceites y margarinas, el único sustento que le quedaba después de haber sido desplazamiento por grupos al margen de la ley, de 10,000 hectáreas en Mapiripan (Meta).

Delitos de Lesa Humanidad, Simulación y Vicios del Consentimiento.

Para comprender el problema jurídico que nos plantea el caso de don Aurelio, tenemos que empezar por definir los delitos de los que fue victima y luego la simulación y vicios del consentimiento en los Contratos y Obligaciones.

Nuestro Código Penal tipifica el delito de Desplazamiento Forzado como «El que de manera arbitraria, mediante violencia u otros actos coactivos dirigidos contra un sector de la población, ocasione que uno o varios de sus miembros cambie el lugar de su residencia»

Nuestro Código Civil define la Simulación como “el acuerdo de las partes de emitir concordantes declaraciones de voluntad contrarias a lo que realmente quieren,  a fin de engañar un tercero”

Como lo a decantado la jurisprudencia para que un negocio pueda ser considerado  como una simulación se requiere, el conocimiento de ambas partes tanto del negocio público como del privado (el que realmente quieren las partes), ambos actos deben ser simultáneos,  el negocio jurídico secreto no debe ser revelado por el acto que se aparenta realizar ante los demás. Como en este caso que lo que realiza don Aurelio es una Compraventa pero el negocio que en verdad realiza es una donación.

Pero don Aurelio en el momento de hacer la donación es decir de obligarse a transferir el derecho real de dominio de la Fabrica, lo hizo bajo lo que civilmente se conoce con los Vicios del Consentimiento que son el ERROR, LA FUERZA, Y DOLO.

Cualquiera de estas circunstancia produce la NULIDAD RELATIA DEL CONTRATO y será necesario sanearlo acorde a los requerimientos de la ley. Sin embargo, cada uno de los tipos de vicios del consentimiento tiene connotaciones que pueden presentarse de manera diferente.

 

El ERROR la falsa noción de la realidad, o la diferencia entre una idea y la realidad que esta representa.

 

LA FUERZA, que puede ser fuerza física, consiste en aquella acción material sobre la persona víctima, como los maltratos, la tortura, el secuestro, etc. Por otro lado, la fuerza moral consiste en amenazas que producen intimidación en la víctima, y crean en su ánimo el consentir el acto jurídico para librarse del mal del que se le amenaza: secuestro, destrucción de sus bienes, muerte.

 

EL DOLO que consiste en la maquinación, trampa, o astucias que conllevan a sorprender a la víctima y provocar el daño, sobre toda la persona o ciertas condiciones de él. Existirá dolo si alguien tiene la intención objetiva de inferir daño a otra. Existen tres clases de dolo:

Dolo dirimente o vicio de la voluntad, Dolo incidental, origen de la responsabilidad civil, Dolo indiferente o tolerado.

 

 

Si usted al igual de Don Aurelio, ha sido engañado por alguno de los sujetos de esta especie, en DOMINIO GROUP SAS, lo podemos ayudar, contáctenos al celular 300-570-9430 o visitos en la pagina web: www.dominoprofesional.com